Si los Clavos hablaran…